Ginecología en la mujer adulta

Ginecología en la mujer adulta

Desde el momento en que la mujer comienza a tener relaciones sexuales, o  partir de los 20 años aunque no tengan relaciones sexuales,  todas las mujeres deben realizarse un examen ginecológico completo.

Un examen  ginecológico completo  incluye:

  • Interrogatorio
  • Examen físico
  • Pruebas auxiliares

Interrogatorio se debe consultar a la mujer sobre sus:

        Antecedentes personales:

  • Sintomatología y/o signos que motivan la consulta actual
  • Enfermedades o intervenciones quirúrgicas pasadas o presentes
  • Alergia a algún medicamento
  • Hábitos: dieta, ejercicio,  alcohol y tabaquismo

        Antecedentes de enfermedades familiares: 

  • Antecedentes familiares  propios y de su pareja.

        Historia menstrual: 

  • Edad de aparición del primer sangrado menstrual o menarca
  • Características de la misma: frecuencia, duración en días, cantidad
  • Fecha del último sangrado menstrual

        Antecedentes obstétricos: 

  • Número de embarazos (partos y cesáreas) y de nacimientos
  • Tipo de lactancia y duración
  • Abortos espontáneos o provocados

        Aspectos sexuales: 

  • Edad de las primeras relaciones sexuales
  • Frecuencia actual con que éstas se efectúan
  • Estabilidad de la pareja actual
  • Existencia o no de orgasmo
  • Método anticonceptivo

Examen físico

         Inspección de los genitales externos:

  • El vello pubiano
  • Los labios mayores, menores, clítoris
  • Desembocadura del meato uretral
  • Las características externas del himen (en la mujer que no ha iniciado actividad sexual genital)

         Inspección de la vagina y el cuello uterino: 

  • Tacto vaginal
  • Para visualizar la vagina y la parte externa del cuello uterino es preciso realizar una colposcopia.

        Tacto vaginal y abdominal combinado:

  • El tacto vaginal se completa con una palpación abdominal simultánea para delimitar el útero y los ovarios o posibles masas ginecológicas.

         Examen mamario:

  • Palpación de las mamas para determinar sus características y detectar cualquier anormalidad. La exploración se complementa con un tacto de las áreas ganglionares de la axila y la zona clavicular, así como un examen de los pezones.

Pruebas auxiliares

          Colposcopia:

  • Consiste en la observación directa y amplificada de todo el tracto genital inferior (cuello, vagina, vulva y utero). Se utiliza un aparato llamado colposcopio, que es un sistema óptico con un foco luminoso que proporciona aumentos de la zona a examinar.

          Papanicolaou:

  • Consiste en la toma del material necesario para el estudio citológico cervicovaginal.

          Examen en fresco:

  • Examen microscópico directo, en fresco, del flujo vaginal con el fin de identificar la presencia de microorganismos causantes de infecciones.

           Biopsia: toma de una muestra de tejido y su estudio histológico.

En ocasiones, además puede estar indicado efectuar otras exploraciones complementarias que permitan facilitar o confirmar el diagnóstico:

  • Ultrasonido ginecológico (ecografía)
  • Histeroscopia diagnóstica
  • Mamografía
  • Ultrasonido mamario
  • Estudio de la infertilidad o esterilidad
Anuncios