Climaterio: menopausia y postmenopausia

Climaterio: menopausia y postmenopausia

La menopausia es la última menstruación,  se debe al  cese definitivo de la función ovárica y suele presentarse entre los 45 a los 55 años. Por su parte el climaterio es la etapa relacionada con la disminución y luego cese de la función del ovario y el cual incluye a la menopausia. La misma puede llevar muchos años y depende de cada mujer.

Hay que distinguir claramente la menopausia del climaterio. La menopausia sólo es un signo de ese período.

El climaterio

Se llama así al pasaje del período  reproductivo o período fértil de la vida al período no reproductivo.

Este período abarca las siguientes fases:

Perimenopausia: etapa que precede a la menopausia. Puede durar meses o años y suele ir acompañado de alteraciones del ciclo tanto en lo que se refiere a la cantidad de pérdida como a la frecuencia de presentación de la menstruación. Algunas mujeres no presentan alteraciones del ciclo  y simplemente un día dejan de menstruar.

Menopausia: desaparición definitiva del sangrado menstrual.

Posmenopausia: es la etapa que continúa a la menopausia. Aparecen  los síntomas derivados por la falta de hormonas (estrógenos) que irán apareciendo de forma lenta y progresiva con el paso de los años.

Síntomas 

La mayoría de las mujeres en menopausia lo sufren, y por supuesto, también hay mujeres que no presentarán ninguna sintomatología  a lo largo de su vida.

Con la menopausia se produce una disminución de las hormonas femeninas, estrógenos y progesterona (hormonas producidas por los ovarios), que repercute en todo el organismo. Estas repercusiones no son bruscas sino que van apareciendo progresivamente y con distinta intensidad en cada mujer  a corto, a mediano, y a largo plazo:

         Síntomas vasomotores: uno más de los siguientes:

  • Sofocos (calores): sensación de calor que surge en el pecho y se irradia hacia el cuello y cara. Suelen ser más frecuentes por la noche
  • Sudoración
  • Palpitaciones
  • Cefaleas o jaquecas
  • Molestias imprecisas

       Alteraciones psíquicas:

  • Nerviosismo e irritabilidad
  • Tendencia a la depresión
  • Disminución de la capacidad de concentración
  • Emotividad fácil

A mediano plazo se produce una disminución del trofismo de los órganos que dependen de la disminución o falta de estas hormonas afectando especialmente a la vagina y también a algunas estructuras del aparato urinario:

  • Atrofia cérvico-vaginal
  • Atrofia vulvar
  • Trigonitis (es la inflamación del trígono de la vejiga  urinaria ) y puede provocar infecciones urinarias a repetición y alteraciones de la función miccional
  • La atrofia vaginal y vulvar unida  a la disminución de la lubricación puede producir un coito doloroso

A largo plazo las enfermedades de tipo vascular constituyen otro de los riesgos que la mujer debe afrontar con mayor frecuencia después de la menopausia. La incidencia de enfermedades como infarto y angina de pecho, que en la mujer es menor que en el hombre, se iguala después de la menopausia.

Aproximadamente un 15% de mujeres que aunque no acusen ninguna molestia también pueden verse afectadas a largo plazo, por este déficit hormonal,  presentando osteoporosis (debilidad ósea por mala calcificación).

Anuncios